martes, 20 de noviembre de 2012

COMO SE MANTIENE EL AVION EN EL AIRE


Un avión, cuando está en las pistas del aeropuerto, se sujeta al suelo porque la gravedad lo empuja hacia abajo, mientras que la tierra ejerce de contra fuerza que neutraliza a aquélla. Por tanto, para que el avión se eleve, debe recibir una fuerza mayor que la gravitatoria. En principio, el aire parece demasiado poco para lograrlo. Si agitamos nuestra mano, el aire apenas se nota. Pero, si la sacamos por la ventanilla de un coche a ciento cincuenta kilómetros por hora, todos estaremos de acuerdo en que el aire que notamos es mucho mayor. Por tanto, a más velocidad  Por tanto, está claro que la velocidad juega un papel esencial y, cuanto más elevada sea, mayor empuje ejercerá el aire. Por este motivo, la velocidad de la nave es más alta en el momento del despegué, mayor fuerza ejerce el aire.

Por otra parte, cuando el avión está parado, aparte de la gravedad y el suelo, no existe presión añadida sobre las alas. Al tomar velocidad y en función de ésta, la presión sobre el extradós sigue siendo la de la gravedad, pero sobre el intradós la fuerza del aire aumenta, con lo que el avión se eleva. Luego, jugando con la velocidad, la fuerza del aire neutraliza la de la gravedad y el aparato se mantiene en el aire.
Además, y no menos importante, el aire que está sobre el ala, la succiona hacia arriba. Por tanto, la sustentación es la suma de las fuerzas generadas por el aire que está por debajo y que depende de la velocidad y del que está por encima que succiona el ala. Esta distribución de presiones se obtiene con el peculiar diseño del ala. Pero la explicación de éste resulta muy compleja, pues depende de su curvatura, de los timones que lleva, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada